martes, 27 de febrero de 2007

L.A. Confidencial (J. Ellroy)

L.A. ConfidentialTercera entrega del cuarteto de LosÁngeles.

Fue llevada al cine hace unos años por Curtis Hanson y aunque la película es buena, el libro la supera en todo. Al menos Hanson hizo una buenísima elección de personajes (no como hiciera el bastardo de La Dalia).

El comienzo del libro es muy parecido a la película, aunque conforme va avanzando hay muchas diferencias bastante notables. Un hecho significativo es la inclusión de Buzz Meeks (protagonista de "El gran desierto") en la película para explicar el porqué de todo. Una grandísima pincelada del guión para no dejar cabos sueltos y ser lo más fiel a la historia en la medida de lo posible.

La historia se centra en un crimen cometido en el "Nite Owl" en el que mueren acribilladas seis personas. Un viaje en el que se entremezclan historias de corrupción, mafia, prostitución y drogas. Las historias de los tres protagonistas se van entremezclando.

Como siempre Ellroy nos presenta una historia profunda que nos muestra lo mejor y lo peor de las personas a través de una obra maestra de la novela negra.

El conocer a los personajes para quien haya visto la película facilita bastante la tarea, puesto que como en todas las novelas de Ellroy son muchísimos los que van apareciendo. Se mantienen algunos secundarios que aparecían en las anteriores novelas, aunque con un protagonismo mayor.

Lo que más me ha gustado era que a pesar de ya conocer qué ocurrirá (en líneas generales) la novela se disfruta mucho y aunque es la más larga es la que se me ha hecho más corta de las tres.

Si te gustó la película disfrutarás el libro, y aunque es recomendable leer los anteriores no es imprescindible.

Ahora a por Jazz Blanco.

Extraoficial, confidencia y muy, muy... Hush-Hush


2 comentarios:

shihamar dijo...

muy hush? y eso qué es?

macob dijo...

Acabo de leerla y realmente la he disfrutado. Policías, todos corruptos, todos en defensa de sus intereses: droga, dinero, mujeres o amor propio. Ninguno está limpio, pero casi todo es legítimo.
La revista amarilla "Hush-Hush" acaba con esta insolencia sus artículos.